De todo lo que el hombre ha escrito, yo sólo amo aquello que él ha escrito con su propia sangre. Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu.

Freidrich Nietzche

“Gamaliel y el Oráculo del Agua”, de Boris Espezúa, Premio XIV BIENAL de Poesía, Copé Internacional 2009.

Boris Espezúa Salmón

Escribe: Walter L. Bedregal Paz



El hombre es todo en uno o no es

Gamaliel Churata

Ha sido finalista de la Bienal COPÉ de Poesía. En el año 2006 incursionó en la política. Abogado de profesión, Licenciado en Educación en la especialidad de Filosofía; incursiona en el mundo literario, como un autodidacta, publicando: Sentimiento en camino, (Puno – 1978). Boris a venido a colmar el anhelo de los corazones sedientos de poesía noble, bronca, kolla y pura, de algo que fuese parte a confrontar los ánimos desfallecientes y abatidos de sus huérfanos artistas. En medio del silencio – de varios años – ha resonado en varios puntos de nuestro altiplano, la grata armonía de su propia música peregrina; luego de publicar A través del ojo de un hueso (1988); Tránsito de Amautas y otros poemas (1990); Alba del Pez herido (2000)y Tiempo de cernícalo (2002). Obtuvo el Primer Premio Premio en el II Concurso Regional de Poesía Cesar Vallejo 1993, organizado por ADLA “ELEGÍA” – Juliaca.

Fue finalista en el Concurso de Poesía COPÉ en los años 1995 y 1996. Espezúa ha demostrado cierto paternalismo por los poetas jóvenes. Reconocer en Boris, su producción poética es aceptar el alcance de una verdadera poesía, con los rigores que exigen las bellas artes.

Sus poemas han sido traducidos al inglés por Jhon Oliver Simón y al francés por Monserrat Fito.

Boris Espezúa es otro referente de la labor poética en Puno, sus libros son la señal de su mesura con el ejercicio poético, la obra de Espezúa también está inmersa en la desprivatización de la obra literaria, es decir en la fractalidad poética. La andinidad de sus versos afloran con un ritmo pausado que a veces tienden a denunciar a un Vallejo, aquel de las lecturas filosóficas del danés Kierkegaard, tal vez lo que une a Boris con toda la poesía puneña, desde el autor de los 5 metros... hasta los últimos antologados en el libro Aquí no falta nadie, sea ese dolorido sentir que nos mostrara Vallejo, es decir esos sentimientos decididamente vallejianos que se propagaron en una gran parte de la poesía peruana. Sin embargo, el peso de la identidad andina es más que inminente: Estos años, estos vuelos rotundos/ en estas calles despobladas de futuros/ el sol haraposo expande sus inciensos. / La lluvia no traza el paisaje y / tú vas pasando, yo voy quedando/ con la pulcritud de un desgraciado/ con el degollado sueño de un infante/ que tapó el cielo de sus zapatos. El libro Alba del pez herido se erige como el homenaje más intenso a ese numen de las letras andinas y su respectivo ser desde el ande: Gamaliel Churata.
El escritor Gustavo Tapia a propósito de la poesía de Boris ha escrito: la vocación poética del igualmente autor de Tiempo de Cernícalo se ha mantenido incólume e inalterable y ha sobrevivido a toda experiencia académica para estra en permanente desafío de cuanto viniese, mediante el empleo de un lenguaje que, siendo aparentemente sencillo, despojado de recursos literarios, no por eso deja de ser sugerente y, demostrando sus raíces étnicas, procura hablar a través de ellas, se inclina por darles un matiz personal, sin olvidar el aspecto colectivo, consciente de pertenecer a un determinado espacio, convicto de saberse un hombre del ande trasplantado a la ciudad. En este sentido, su lenguaje se enriqueció haciéndose múltiple, variado, evidente en Tránsito de Amautas y otros poemas, donde nos remite a los refrentes del altiplano, desde el lago Titicaca hasta sus calles, comidas, formas de vestir, empezando desde la portada que muestra algo relacionado con las fiestas serranas.
(1).
Las constantes de la poesía de Boris espezúa giran como órbitas en torno a ese epicentro cosmogónico que se funda en el Titicaca. Tulio Mora, Pablo Guevara y enríque verástegui también han hablado de la poesía de Boris, reconociendo en sus textos una efervescente y bronca andinidad.

PEZÓN DE TIERRA (2)



No se es de donde se ha nacido, sino de donde

vino; pues no siempre nace uno donde debiera.

Gamaliel Churata

Entre hésperos y el pañal del alba

nací al radiar el cronopio rojo de junio

un año de 1897,

después de 10 días del desbrozo fui bautizado

como: Arturo

y desde allí mi sobrenombre no se colgó

del olvido.

No sé desde cuando estuvo detenido la escarcha

de mi voz, entre muchos silencios que guardamos o en el austero

lenguaje del ande,

lloré en la simiente de infinitos brazos y senos de barro,

que me recibieron en este universo ajeno y nuestro.

no sé que manos se sacaron de la matriz donde sepulté mi sed,

ni del viento que rompió mi cara, si sé que toda mi vida quise volver

a la entraña de mi vejez fetal.

Cruzaron en mi infancia el sollozo de ovejas y totoras

que me llevaron a otros patios del pensamiento,

donde esparcí mi sombra, y mi cerebro sobre el fuego,

mitades de luz donde se trizan en un filtro los odios y las

intransparencias.

En el fondo del Titicaca donde el pez lunar anuncia

un rayo iluminando la dimensión fatal del equinoccio,

sin plegarias, y con membrunas palabras para desdoblar los

caminos, invocamos la fe, para redimir con los Dioses el vuelo de

las cenizas en altivas humaredas.

Taciturno y fiero la palabra aporía rompió las alas

del moscardón, crecí entre cantos y miradas fruncidas

harto del desprecio y los años malgastados,

empecé a juntar las manos desde mi nativa morada,

y el mestizaje impuro deshabitó en mí, para arroparme

desde el suelo con las desoladas noches que guardan retazos negros.

Nací para rodar en el martirio de mi raza, y no embriagarme

con la tristeza.

crecí en la Escuela 881, y con mi maestro Encinas supe que

el pan solo es compartido del lado más seco del desdén,

supe que habíamos nacido con el tifus húmedo de las piedras de los otros

que mezclaron en la piedra madre su sangre con la tierra salada,

las salpicaduras de sus deshechos.





______________
(1). Tapia reyes, Gustavo. El concepto de la identidad en la poesía de Boris espezúa.

(2). Sieteculebras. Revista Andina de Cultura. Cusco. – Nº 20. Del poemario inédito: Gamaliel.

 

BORIS ESPEZÚA SALMÓN Y SÓCRATES ZUZUNAGA HUAITA GANAN EL PREMIO COPÉ INTERNACIONAL 2009


Petróleos del Perú - PETROPERÚ S.A. se complace en anunciar a los ganadores de la XIV Bienal de Poesía y II Bienal de Novela «Premio Copé Internacional 2009».

XIV Bienal de Poesía


Premio Copé Oro
Boris Gilmar Espezúa Salmón
Poemario: «Gamaliel y el oráculo del agua»

Premio Copé Plata
Martín Zúñiga Chávez
Poemario: «Pequeño estudio sobre la muerte»

Premio Copé Plata
Carlos Rómulo Baldwin del Castillo
Poemario: «Epitafios»

Premio Copé Bronce
Luis Eduardo García López
Poemario: «La unidad de los contrarios»

Jurado Calificador:
Pedro Cateriano Delgado, PETROPERÚ S.A.
Carlos Germán Belli, Academia Peruana de la Lengua
Giovanna Pollarolo, Pontificia Universidad Católica del Perú
Arturo Corcuera Osores, Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Jaime Campodónico, Instituto Nacional de Cultura


II Bienal de Novela


Premio Copé Oro
Iván Edilberto Sócrates Zuzunaga Huaita
Novela: «La noche y sus aullidos»

Jurado Calificador:
Fernando Ampuero, PETROPERÚ S.A.
Edgardo Rivera Martínez, Academia Peruana de la Lengua
Ricardo González Vigil, Pontificia Universidad Católica del Perú
Jorge Valenzuela Garcés, Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Marcel Velázquez, Instituto Nacional de Cultura

Petróleos del Perú agradece a todos los participantes por su vocación en la creación literaria y los insta a seguir participando en la versión «Premio Copé Internacional 2010».

Premiación de los ganadores de ambos concursos:
La premiación será el jueves 22 de abril de 2010 en el Auditorio de Petróleos del Perú a las 7:30 p.m.

______________________
*En la imagen: escritor ayacuchano Sócrates Zuzunaga y poeta puneño Boris Espezúa Salmón, ganadores del Premio Copé de Novela y Poesía 2009.
 

Resultado de la XIV Bienal de Poesía «Premio Copé Internacional 2009»


El Jurado Calificador de la XIV Bienal de Poesía «Premio Copé Internacional 2009», que se reunió en las instalaciones de Petróleos del Perú la tarde del lunes 22 de marzo, deliberó durante una hora y media los resultados del concurso. De un total de trescientos ochenta y un trabajos participantes, el poemario «Gamaliel y el oráculo del agua» obtuvo el Premio Copé Oro y su autor —además de ver publicado su relato bajo el sello Ediciones Copé de Petroperú— recibirá la suma de 20.000 nuevos soles. Tras abrir el sobre —ante la presencia del notario Rubén Soldevilla Gala— en cuya parte exterior se consignó el seudónimo «Ángel Onfano», se determinó que el ganador es Boris Gilmar Espezua Salmón.

Boris Gilmar Espezua Salmón (Puno, 1960) estudió derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, desempeñándose actualmente como docente universitario en la Universidad Nacional del Altiplano de Puno. Ha obtenido el Primer Puesto en poesía por el Ministerio de Educación (1987), finalista en el VII Bienal de Poesía Premio Copé 1995. Ha publicado los poemarios A través del ojo de un hueso (1988), Tránsito de Amautas (1990), Alba del pez (1998) y Tiempo de cernícalo (2002). Además colabora en el diario “Los Andes” y en diversas revistas literarias del sur del Perú.

El Jurado Calificador estuvo integrado por Pedro Cateriano, en representación de Petroperú; Carlos Germán Belli, por la Academia Peruana de la Lengua; Giovanna Pollarolo, por la Pontificia Universidad Católica del Perú; Arturo Corcuera, por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; y Jaime Campodónico, por el Instituto Nacional de Cultura.

Además, el Jurado Calificador decidió otorgar un empate al segundo puesto correspondientes a Martín Zúñiga Chávez (Cusco, 1983) y Carlos Rómulo Baldwin del Castillo (Trujillo, 1959), por los poemarios «Pequeño estudio sobre la muerte» y «Epitafios» respectivamente; y el tercer puesto a Luis Eduardo García López (Piura, 1963), por el poemario «La unidad de los contrarios». Martín Zúñiga Chávez y Carlos Rómulo Baldwin del Castillo, se repartirán 15.000 nuevos soles, por obtener el Premio Copé de Plata. Luis García, recibirá 10.000 nuevos soles por obtener el Premio Copé de Bronce.

Según las bases del concurso, Boris Gilmar Espezua Salmón, Martín Zúñiga Chávez, Carlos Rómulo Baldwin del Castillo y Luis Eduardo García López verán sus poemarios impresos en la próxima publicación de Ediciones Copé que conformará la edición de los ganadores de la XIV Bienal de Poesía «Premio Copé Internacional 2009». Así como también se editará una Antología de poemas que serán seleccionados por el Jurado Calificador.

Boris Gilmar Espezua Salmón, Martín Zúñiga Chávez, Carlos Rómulo Baldwin del Castillo y Luis Eduardo García López serán premiados el jueves 22 de abril de 2010, en el Auditorio de Petroperú (avenida Canaval Moreyra 150, Lima 27), junto con el ganador de la II Bienal de Novela «Premio Copé Internacional 2009», Iván Edilberto Sócrates Zuzunaga. Asimismo, la edición de los ganadores así como la Antología de poemas de la XIV Bienal de Poesía «Premio Copé Internacional 2009» serán publicados y presentados en julio de 2009, como parte de las celebraciones por el 41° Aniversario de vida institucional de Petróleos del Perú y por el 31º aniversario del Premio Copé.

Finalistas

  • Recorriendo el país del Marañón por Fray Lucas
  • Gavia por Fritz Vargas Sierra
  • Pasión azul por Castor
  • Luna en el pueblo por Alguien que anda por allá
  • El habitante y su sombra por Martin Edecan
  • 1/4 extremidades por Enoc Rojas
  • Vaivén por Nictálope
  • Por estas calles de tierra menor por Catulo
  • Silencio de una isla tropical por E
  • El oscuro pasajero por Bebito marinerito
  • Mar de cristal por Lanes
  • Demonios y maravillas en el país por Paco de María
  • Viviendo como cuotas vencidas por Fulano de tal
  • Inclusiones por Triple equis
  • Enviado desde blackberry por Ketchito
  • Berlín por Nadja
  • Mala poesía por Calcantire
Resultado de la II Bienal de Novela «Premio Copé Internacional 2009»

El Jurado Calificador de la II Bienal de Novela «Premio Copé Internacional 2009», que se reunió en las instalaciones de Petróleos del Perú la tarde del viernes 26 de marzo, deliberó durante una hora al ganador de la versión del concurso 2009. De un total de ochenta y cuatro trabajos participantes, seleccionó 10 obras finalistas, entre las cuales la novela La noche y sus aullidos, obtuvo el Premio Copé Oro y su autor —además de ver publicada su obra bajo el sello Ediciones Copé de Petroperú— recibirá la suma de 35.000 nuevos soles. Tras abrir el sobre —ante la presencia del notario Rubén Soldevilla Gala— en cuya parte exterior se consignó el seudónimo «El sobreviviente», se determinó que el ganador es Iván Edilberto Sócrates Zuzunaga Huaita.

Iván Edilberto Sócrates Zuzunaga Huaita (Páucar del Sarasara, Ayacucho, 1954), es ganador de concursos literarios nacionales e internacionales entre los que destacan el Premio Nacional de Educación Horacio en 1994, 1999 y 2000; en cuatro oportunidades del Concurso “El Cuento de las Mil Palabras”, organizado por la revista Caretas; Concurso de Cuento “Inca Garcilaso de la Vega”, convocado por la Casa de España; Primer Premio de Literatura Quechua convocado por la Universidad Federico Villarreal en cuento (2000) y en poesía (2006); Finalista en el Concurso de Cuentos Hucha de Oro y Premio Internacional Artificie de Poesía de Loja (España); y tres veces distinguido en las bienales de cuento del Premio Copé. Ha publicado libros como Con llorar no se gana nada, Florecitas de Ñawin Pukio, Recuerdos de lluvia, De junco y capulí, Tullpa Willykuna, entre otros.

Las obras finalistas fueron Ciudad delirio por «Francis Macomber», El nido de la tempestad por «Emilio José», Romance del loco y la flaca por «El vieji», El sitio del Cuzco por «Ollanta Mondragón», Mis muertos de Putis por «Tayta Yoveraque», Corazón de viento por «El Guayacundo», Quejas que me dejas por «Alfonso Trece», Secreto de Estado por «El ciudadano» y La rebelión de los románticos por «Carlos Bacquier». El nombre de estos finalistas se mantendrá en reserva a no ser que uno u otro desee hacerlo público, con lo cual recibirá un diploma de reconocimiento.

El Jurado Calificador estuvo integrado por Fernando Ampuero, en representación de Petroperú; Edgardo Rivera Martínez, por la Academia Peruana de la Lengua; Ricardo González Vigil, por la Pontificia Universidad Católica del Perú; Jorge Valenzuela Garcés, por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; y Marcel Velázquez, por el Instituto Nacional de Cultura.

Iván Edilberto Sócrates Zuzunaga Huaita será premiado el jueves 22 de abril de 2010, en el Auditorio de Petroperú (avenida Canaval Moreyra 150, Lima 27), junto con los ganadores de la XIV Bienal de Poesía «Premio Copé Internacional 2009». Asimismo, la obra La noche y sus aullidos será publicada y presentada en julio de 2010, como parte de las celebraciones del 41° Aniversario Institucional de Petróleos del Perú y por el 31º aniversario del Premio Copé.

Finalistas

  • Ciudad delirio por Francis Macomber
  • El nido de la tempestad por Emilio José
  • Romance del loco y la flaca por El vieji
  • El sitio del Cuzco por Ollanta Mondragón
  • Mis muertos de Putis por Tayta Yoveraque
  • Corazón de viento por El Guayacundo
  • Quejas que me dejas por Alfonso Trece
  • Secreto de Estado por El ciudadano
  • La rebelión de los románticos por Carlos Bacquier
 

"Playas", de Carlos Calderón Fajardo


En Playas, Carlos Calderón Fajardo nos regala dos libros en uno. De un mar cercano reúne cuentos donde uno ve morir a las ballenas, o comprueba el viaje por el tiempo de un bañista. La nostalgia de una Punta Hermosa llena de veraneantes se entremezcla con el humor de dos ancianos esperando la ola perfecta. Lepideptorólogos obsesionados por encontrar una mariposa en Ancón, comparten páginas con un domador de culebras en Màncora. Las playas de la familia de Musollini, son relatos sobre las costas imaginarias de Marcel Proust, Roberto Bolaño, Tagore, entre otros. Cuatro emos vestidos de negro se pueden encontrar con el cadáver varado en la playa de J.G.Ballard, o Truman Capote puede descubrir que está veraneando junto a la familia Mussolini.

Y es que dentro de las páginas de este libro hay un mar oculto, un mar donde bañamos nuestras existencias para salir con otra mirada. La del que ha entrado en las olas de otros mundos y tiene que acostumbrarse otra vez a la realidad. Pocas veces la literatura peruana se ha encontrado frente a un viaje tan alucinante.