De todo lo que el hombre ha escrito, yo sólo amo aquello que él ha escrito con su propia sangre. Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu.

Freidrich Nietzche

Persistencia de la eternidad / Antología de poemas a la Madre



Colección de poesía: Malos remedios Nº 02
Coordinación y Dirección: Walter  L. Bedregal Paz
Primera  edición,  julio de 2012



© Persistencia de la eternidad / Antología de poemas a la Madre 
   

© Walter L. Bedregal Paz / Compilador
    http://walterbedregal.blogspot.com/
    desvarioliterario@hotmail.com


Derechos exclusivos de edición
en español reservados
© Grupo Editorial Hijos de la lluvia S.C.R.Ltda. 2012
Gladys Hinojosa Aguirre
www.hijosdelalluvia.com
http://hijoslluvia.blogspot.com/
Teléfono: 051-322608 / Cel. 951-333723
Jr. Enrique P. Cáceres Nº 339 - Juliaca


Hecho el Depósito Legal en la
Biblioteca Nacional del Perú Nº 2012 - 07450


Editor: Darwin Bedoya
Diagramación/ composición/ diseño de portada e interiores:
David C. Colquehuanca Añamuro
Digitación: Maryluz Cayllahua Jihuallanca
    Edith Carolina Apaza Cutipa
    Dulia Zulma Cala Vilavila
Diseño de la colección: Eulogio Constantino Ramos Bautista
Concepto: Carlos Mendoza


Impreso y hecho en el Perú / Printed in Perú





 Un cielo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura

Carlos Oquendo de Amat



Mi madre hablaba como la aurora y
como los dirigibles que van a caer.
Tenía cabellos color de bandera y
ojos llenos de navíos lejanos./
Mi madre bordaba lágrimas desiertas en los primeros arcoiris.

Vicente Huidobro



Ahora
sin embargo 
Todo es más sencillo 
Tú muerte me ha convertido 
En el huérfano más triste de la noche 

Juan Cristóbal 



Desde el recuerdo
grato
de la sangre
te llamo
como un niño
que ha perdido sus juguetes

Edgardo Tello




Prólogo

Mercedes y yo


La muerte duerme placenteramente/ dentro de nosotros, en vigilia, / cuidemos que no despierte. Decía en un mensaje, de una de las escenas culminantes en Pamoslake, texto narrativo en el que llevaba al extremo las relaciones familiares. Ese tema preeminente en la literatura universal sirve de nexo para “forjar” –palabra que me gusta– esta antología de poesía a la madre, con la que pretendo hacer un retrato de familia, en ella participan poetas de reconocido prestigio, las mejores firmas emergentes y algunas jóvenes promesas que conformarán dentro de unos años el panorama poético nuestro. En total, más de una treintena de autores que hacen de esta una antología donde la ternura y el sentir humano hacen fiesta.
Ahora quiero escribirle a mi madre, a pesar que está lejos, porque sé que ella estará siempre con nosotros, en todos los instantes de nuestra vida, porque una madre jamás abandona el fruto de sus entrañas; largos años de consejos ella supo brindarme, sus manos llenas de callos reflejaron tanto trabajo… siento que es poco lo que hago con este humilde homenaje junto a las imágenes que hicieron vibrar el corazón de los poetas en distintos pueblos, en horas desiguales, ante credos poéticos y escuelas obedientes a sensibilidades diversas. Mujer de tantos esfuerzos para darme educación y siento en mi corazón que las gracias debo darle. La nieve de la experiencia supo pintar su cabellera, en su rostro note la complacencia y felicidad al conocer a sus nietos, David, Cristopher y Dana; sé que hoy, a pesar de su ausencia, debo sentirme dichoso de tener a su Eusebio, mi padre, a mi lado… 
Este es un tributo a tu amor. De esta manera sabré que aún estás con nosotros. Porque al verte ahora sólo en fotografías que guardamos en viejos álbumes de familia, desempolvamos nuevas compañías, que se convierten en recuerdos felices, que atesoraremos aprendiendo de los olvidos, más de cien palabras, tu única mirada, más de cien motivos para recordarte siempre, que valdrán la pena; ahora eres el ángel en el cielo que cuidarás nuestras vidas con anhelo, revivirás la esperanza cada día, sembrarás luceros para no perdernos en el camino.
Persistencia de la eternidad, es un libro colectivo de poemas sobre el mundo de las relaciones familiares en torno a la madre, en el que participan autores de diferentes generaciones y estéticas, una prometedora antología de poemas. [...] La madre es el tema que une todos los relatos que conforman esta antología escrita. No hay mucho más para decir sobre la trama porque, en realidad, no se trata de un libro con introducción, nudo y desenlace. Es otra cosa, y de ningún modo de un premeditado menester antológico. El libro tiene un fin, de lo selecto y pleno de las más bellas palabras, giros y poemas, que recuerdan a cada instante los afanes, sacrificios y dolores que lleva a cabo la madre, promoviendo que el mejor homenaje, éste y los años siguientes será recordarla. El poeta murciano José Selgas, al referirse a las madres decía: Las madres son las que cubren de ángeles la tierra. La madre es una cosa que el niño ama y el hombre olvida. 
Nada de lo que se escriba al respecto estará a la altura de lo que está escrito en el cielo, que confundo en las noches con una estrella fugaz que lleva tu nombre. Pero yo no olvido... porque aquí comienza lo que no se acaba: tu nombre y tu memoria. 
Madre, tú que has dado tanto, hoy debo agradecer rindiendo honor a tu memoria; sólo quiero que no me olvides donde te encuentres, solamente estás feliz en mis sueños donde te busco, quiero verte… aunque me dan pastillas para no soñar, todo cambia, lo sé, pero hay cosas que se resisten.

                                                                                                                                                    Tu hijo.







El brindis del bohemio 


En torno de una
mesa de cantina,
una noche de invierno,
regocijadamente departían
seis alegres bohemios.

Los ecos de sus
risas escapaban
en espirales se
elevaban al cielo,
simbolizando al
resolverse en nada,
la vida de los sueños.

Pero en todos los
labios había risas,
inspiración en
todos los cerebros,
y repartidas en la
mesa, copas
pletóricas de ron,
whisky o ajenjo.

Era curioso ver
aquel conjunto,
aquel grupo bohemio,
del que brotaba la
palabra chusca,
la que vierte veneno,
lo mismo que, melosa
y delicada, la música
de un verso.

A cada nueva
libación, las penas
hallabanse más lejos
del grupo, y nueva
inspiración llegaba
a todos los cerebros,
con el idilio roto
que venía en alas
del recuerdo.

Olvidaba decir que
aquella noche,
aquel grupo bohemio
celebraba entre
risas, libaciones,
chascarrillos y versos,
la agonía de un año
que amarguras dejo
en todos los pechos,
y la llegada,
consecuencia lógica
del «feliz año nuevo».

Una voz varonil
dijo de pronto:
Las doce, compañeros
digamos el requiescat
por el año que ha
pasado a formar
entre los muertos.

¡Brindemos por el año
que comienza!
Porque nos traiga
ensueños, porque no
sea su equipaje
un cúmulo de amargos
desconsuelos.

Brindo, dijo otra voz,
por la esperanza
que a la vida nos lanza,
de vencer los rigores
del destino.

Por la esperanza,
nuestra dulce amiga,
que las penas mitiga
y convierte en vergel
nuestro camino.

Brindo porque ya
hubiese a mi existencia
puesto fin con violencia
esgrimiendo en mi
frente mi venganza.

Si en mi cielo de
tul limpio y divino
no alumbraba mí sino
una estrella brillante
mi esperanza.

¡Bravo! Dijeron todos
inspirado esta noche
has estado y hablaste
bueno, breve
y sustancioso.


El turno es de Raúl
alce su copa y
brinde por Europa,
ya que su extranjerismo
es delicioso.

Bebo y brindo.
Clamó el interpelado,
brindo por mi pasado,
que fue de luz, de
amor y alegría,
y en el que hubo
mujeres seductoras
y frentes soñadoras
que se juntaron en
la frente mía.

Brindo por el ayer
que en la amargura
que hoy cubre de negrura
mi corazón, esparce
sus consuelos
trayendo hasta mi
mente las dulzuras
de goces, de ternuras,
de dichas, de deliquios,
de desvelos.

Yo brindo- dijo Juan-
porque en mi mente
brote un torrente
de inspiración divina
y seductora.

Porque vibre en las
cuerdas de mi lira
el verso que suspira,
que sonríe, que canta
y que enamora.

Brindo porque mis
versos cual saetas
lleguen hasta las grietas
formadas de metal
y de granito, del
corazón de la mujer
ingrata que a desdenes
me mata pero que
tiene un cuerpo
muy bonito...

Porque a si corazón
llegue mi canto,
porque enjuguen mi llanto
sus manos que me
causan embelesos.

Porque con creces
mi pasión me pague.
¡Vamos! Porque
me embriague con el
divino néctar
de sus besos.

Siguió la tempestad
de frases vanas,
de aquellas tan humanas
que hallan en todas
partes acomodo,
y en cada frase de
entusiasmo ardiente,
hubo ovación creciente,
y libaciones y
reír y todo.

Se brindó por la patria,
por las flores,
por los castos amores
que hacen un valladar
de una ventana.

Y por esas pasiones
voluptuosas que el
fango de placer llena
de rosas y que
hacen de la mujer
la cortesana.

Solo faltaba un brindis,
el de Arturo
el del bohemio puro,
de noble corazón
y gran cabeza.

Aquel que sin
ambages declaraba
que solo ambicionaba
robarle inspiración
a la tristeza.

Por todos estrechado,
alzo la copa frente
a la alegre tropa
desbordante de risas
y de contento.

Los inundo en la luz
de una mirada,
sacudió su melena
alborotada y dijo así,
con inspirado acento.


Brindo por la mujer,
más no por esa
en la que hallais
consuelo en la tristeza,
rescoldo del placer
desventurados.

No por esa que os
brinda sus hechizos
cuando besais sus rizos
artificiosamente perfumados.

Yo no brindo por
ella, compañeros,
siento por esta vez
no complaceros.

Brindo por la mujer,
pero por una,
por la que me brindó
sus embelesos y me
envolvió en sus besos
por la mujer que me
arrullo en la cuna.

Por la mujer que me
enseño de niño
lo que vale el cariño
exquisito, profundo
y verdadero
por la mujer que me
arrullo en sus brazos
y que me dio a pedazos,
uno por uno, el
corazón entero.

¡Por mi Madre! Bohemios,
por la anciana que
piensa en la mañana
como en algo muy dulce
y muy deseado,
porque sueña tal vez,
que mi destino
me señala el camino
por el que volveré
pronto a su lado.

Por la anciana
adorada y bendecida,
por la que con su
sangre me dio vida,
y ternura y cariño.

Por la que fue la luz
del alma mía,
y lloró de alegría,
sintiendo mi cabeza
en su corpiño.

Por esa brindo yo,
dejad que llore
que en lágrimas desflore
esta pena letal que
me asesina.

Dejad que brinde por
mi madre ausente,
por la que llora y
siente que mi ausencia
es un fuego
que calcina.

Por la anciana infeliz
que sufre y llora
y que del cielo implora
que vuelva yo muy pronto
a estar con ella.

Por mi Madre, bohemios,
que es dulzura
vertida en mi amargura
y en esta noche de
mi vida, estrella.

El bohemio callo
ningún acento
profanó el sentimiento
nacido del dolor
y la ternura.

Y pareció que sobre
aquel ambiente,
flotaba inmensamente
un poema de amor
y de amargura.


Martín Aguirre y Fierro, San Luis Potosí, México. (1887 - 1949).


___________________________
MAYOR INFORMACIÓN:



 

LABERINTO de Javier Núñez




Laberinto
Javier Núñez
Género: Novela
Serie de novela Resplandores del fuego 
Nº de la Colección: 01
Año de edición:
2012
Edición:
1ra. Edición
Fecha de publicación
Diciembre, 2012
Dimensiones:
22.5 X 15.5
Nº de páginas:
120
ISBN: 978-612-4177-00-2 



¿Quién mato a Gabriel del Villar?

En esta novela se rastrean los pasos de un posible asesino.
Y al final todos resultan ser asesinos. Incluso el propio autor…

Javier Núñez -autor de Vírgenes y Herejes (Premio Nacional de Novela “Ciudad incontrastable”- 2011)- narra una historia hipnótica y alucinante desde la primera página hasta la última, a partir de un hecho conmovedor: la desaparición del joven universitario Gabriel del Villar en el valle del Colca.

En Laberinto se entrecruzan dos historias paralelas: Gabriel desaparece misteriosamente y se llega a la conclusión de que se trata de un crimen. Su hermano Erick emprende la venganza, amenaza con matar a Débora Hernández, novia de Gabriel, la única sospechosa, hasta el momento; logra conversar con el fantasma de la víctima a través de varios médiums y conoce las versiones más sorprendentes sobre el supuesto asesinato. Por otro lado Christopher de la Riva se propone escribir una novela basada en la vida de Gabriel por sugerencias de su amigo Américo del Valle. ¿Qué papel  juega e todo esto Américo?, ¿ocultará algo detrás de su vocación literaria? Christopher viaja a Lima, Arequipa y Chivay en busca de datos para su novela. En Cusco es secuestrado y amenazado por escribir dicho libro, y conoce un dato clave que puede llegar a identificar al asesino.

Una novela sobre el laberinto, la encrucijada, los caminos que se entrecruzan en nuestras vidas, y sobre nuestros pasos que se pierden para llevarnos a la muerte. 








_________________________________
Javier Núñez
Aunque había descubierto su vocación literaria antes de los diez años y escrito sus primeros relatos, desde el 2004 se dedicó a la literatura con bastante pasión y disciplina. Fue director y editor de los boletines literarios: Letrajoven (2004 - 2005) y Gatos y garabatos (2006 - 2007). Publicó Espejos de bronce(Letrajoven Ediciones, 2005), Salomé y otros cuentos (Grupo Editorial Hijos de la Lluvia, 2009), Asesinas (Grupo Editorial Hijos de la Lluvia, 2010) y Vírgenes y herejes (Bisagra Editores, 2011). En el 2008 fue Primera Mención Honrosa con el cuento Clara Luz en el V Premio Regional de Cultura, auspiciado por el I.N.C. de Cusco. En el 2009 fue Segunda Mención Honrosa con el cuento El profesor Arias en el Premio Nacional “Víctor Humareda Gallegos”. En el 2011 obtuvo el I Premio Nacional de Novela “Ciudad Incontrastable”, con Vírgenes y herejes. Actualmente es director de la revista de literatura Debonsái.
          Estudio Lengua y Literatura (UNA-Puno), maestría en Lingüística Aplicada (UNSA-Arequipa), y cursa estudios en Ciencias Contables (UNA-Puno). Sus líneas de investigación son: Análisis del Discurso, Pragmática y Teoría literaria.

 

Laberinto



 
Laberinto
Javier Núñez
Género: Novela
Serie de novela Resplandores del fuego 
Nº de la Colección: 01
Año de edición:
2012
Edición:
1ra. Edición
Fecha de publicación
Diciembre, 2012
Dimensiones:
22.5 X 15.5
Nº de páginas:
120
ISBN: 978-612-4177-00-2


 
____________________

Javier Núñez
Aunque había descubierto su vocación literaria antes de los diez años y escrito sus primeros relatos, desde el 2004 se dedicó a la literatura con bastante pasión y disciplina. Fue director y editor de los boletines literarios: Letrajoven (2004 - 2005) y Gatos y garabatos (2006 - 2007). Publicó Espejos de bronce(Letrajoven Ediciones, 2005), Salomé y otros cuentos (Grupo Editorial Hijos de la Lluvia, 2009), Asesinas (Grupo Editorial Hijos de la Lluvia, 2010) y Vírgenes y herejes (Bisagra Editores, 2011). En el 2008 fue Primera Mención Honrosa con el cuento Clara Luz en el V Premio Regional de Cultura, auspiciado por el I.N.C. de Cusco. En el 2009 fue Segunda Mención Honrosa con el cuento El profesor Arias en el Premio Nacional “Víctor Humareda Gallegos”. En el 2011 obtuvo el I Premio Nacional de Novela “Ciudad Incontrastable”, con Vírgenes y herejes. Actualmente es director de la revista de literatura Debonsái.
        Estudio Lengua y Literatura (UNA-Puno), maestría en Lingüística Aplicada (UNSA-Arequipa), y cursa estudios en Ciencias Contables (UNA-Puno). Sus líneas de investigación son: Análisis del Discurso, Pragmática y Teoría literaria.




Javier Núñez


 

Sombras del silencio




Sombras del silencio
Saúl Castellanos
Género: Poesía
Colección de poesía Abismos silenciosos
Nº de la Colección: 02
Año de edición:
2012
Edición:
1ra. Edición
Fecha de publicación
Diciembre, 2012
Dimensiones:
13.5 X 21.5
Nº de páginas:
72
ISBN: 978-612-46080-7-0


Las aguas primordiales de estos textos provienen de las vanguardias. Castellanos se vale de aquella estancia poética para reescribir su espacio lírico poniéndole especial tensión al interior del lenguaje en relación con el mundo exterior. El poeta eleva su lenguaje desde una comunión de nostalgia y lo instala en una ilusión vital. Quizá por ello el acercamiento a la palabra alcance la complacencia de la intensidad y la supervivencia. 
Entonces no debe extrañar que la llama lírica de este libro sea el cordón umbilical desde la primera hasta la última página. Es decir, el alma del sujeto poemático rezuma reminiscencia, desasosiego y, además, un andamiaje de ilusiones postreras y espectrales, pero también un poder ficticio de salvación al cual el poeta se aferra como a una trágica esperanza.
  Sombras del silencio nos remite, finalmente, a la función de la escritura que en estas páginas se detiene a construir espacios y esperanzas, moradas silentes frente al ánimo de la poesía que aquí se muestra con una dignidad envidiable.


Darwin Bedoya


__________________________
Saúl Castellanos
(*) Seudónimo de Saúl Huamán Huamán. Estudió Lengua y Literatura en la UNA – Puno. Textos suyos han sido publicados en diversos boletines como Gatos y garabatos, Debonsái y en diarios como Los Andes de la ciudad de Puno y El Búho de la ciudad de Arequipa. Además, su poesía fue antologada en Beso de lluvia (Literatura puneña) selección, notas y estudio crítico de José Luis Velásquez Garambel. En el año 2007 publicó Poesía, nostalgia de azul y en el 2006 Nocturnal de soledades.
         Cuenta con estudios de Maestría en Lingüística Aplicada (UNSA – Arequipa), Lingüística Andina (UNA – Puno) y estudios en Administración y Gerencia Educativa (UANCV – Puno).

               Saúl Castellanos

 

Diez cuentos de un verano inolvidable



 
Diez cuentos de un verano inolvidable
Feliciano Padilla
Género: Cuento
Serie: Narrativa breve Presagio
Nº de la Serie: 10
Año de edición:
2013
Edición:
1ra. Edición
Fecha de publicación
Enero, 2013
Dimensiones:
13.5 X 21.5
Nº de páginas:
78
ISBN: 978-612-4177-02-6


Como para no desfallecer estamos frente a un libro realista y poético, enormemente inteligente; escrito para no tener un dolorido adiós. Se trata de textos inventados con versatilidad para inyectarse de valor y energía.  Para caminar en dirección contraria a la muerte. En un continuo de cuentos conducido por un tono melancólico e irónico, con una risa, ahonda en temas complejos y dolorosos.
Con un personaje como Mariano Villafuerte, dotado de una elocuencia descomunal, arrasadora e irresistible, Feliciano Padilla nos presenta sus más solemnes mentiras divertidas, cáusticas, surrealistas y demoledoras para luchar contra la muerte. Así, relato a relato, cuento a cuento, nos muestra sus actos de rebeldía, y la repetición de un mismo gesto: la derrota y la celebración de la vida. 
Existe una gran habilidad narrativa para subrayar la sordidez a través de un humor desenfadado, irreverente, de hipérboles ajenas a la fábula, de profunda nostalgia sobre tiempos idos, escritos en medio de la desesperación y la sobrevivencia. Estos son algunos hallazgos que, entre muchas cosas, podemos celebrar de este libro.

Walter Paz Quispe Santos



__________________________

Feliciano Padilla
Narrador puneño-abanquino (1944). Actualmente es docente de la Universidad Nacional del Altiplano  en las materias de su competencia. 
Sus cuentos pueden leerse en importantes selecciones o antologías de literatura peruana, tales como: María Nieves y los cuentos ganadores del Premio Copé 1992, Ediciones Copé, Departamento de RR.PP de PETROPERÚ S.A., Lima 1994; Narradores peruanos de los sesentas, antología preparada por el Dr. José Antonio Bravo, Editorial MÁSIDEAS, Lima 1994; Fuego y los cuentos ganadores del Premio Copé 1996, Ediciones Copé, Departamento de RR.PP de PETROPERÚ S.A., Lima 1997; Relatos de la literatura oral y escrita del altiplano puneño, antología presentada por Edwin Tito, Editorial Impresiones Gráficas Repsa, Puno 1997;El cuento peruano en los años de violencia, antología preparada por el Dr. Mark R. Cox, profesor de literatura hispanoamericana de Presbyterian University, Editorial San Marcos, Lima 2000; El cuento peruano: 1990-2000, selección, prólogo y notas del Dr. Ricardo González Vigil, Ediciones Copé, Lima, 2001; Cincuenta años de narrativa andina, antología preparada por el Dr. Mark R. Cox, Editorial San Marcos, Lima 2004; Beso de Lluvia, (literatura puneña, Tomo I), Selección, notas y estudio crítico de José Luis Velásquez Garambel, CARE- Perú, Puno 2008; PERÚ: Mural de Palabras, Narraciones Peruanas, Fondo Editorial EDUCAP y Escuela Pedagógica Latinoamericana, Lima 2008.

                          Feliciano Padilla



 

Fragmentarios




Fragmentarios
Fi Castillo
Género: Cuento
Serie: Narrativa breve Presagio
Nº de la Serie: 09
Año de edición:
2012
Edición:
1ra. Edición
Fecha de publicación
Diciembre, 2012
Dimensiones:
13.5 X 21.5
Nº de páginas:
70
ISBN: 978-612-46080-6-3



Fragmentarios supone un catálogo de fotografías breves. Ráfagas que transcurren por ciertos círculos de la vida. Todo en este libro nos habla sobre la ausencia de la finitud y la angustia, sobre la conmemoración, la legitimidad, y precisamente por eso resultan ser historias conmovedoras, aún dentro de su brevedad que a veces resulta mínima. El protagonista que el lector reconocerá como ineludible o los protagonistas en          Fragmentarios son cercanos, decididamente reconocibles, - ficcionados a la vez por el narrador - como los amigos de siempre a los que uno cree reencontrar en la vereda del frente. 
       El lenguaje de estos instantes narrados es tenue, pero eficaz, su objetivo es dejarnos impasibles, a veces removiéndonos las entrañas más profundas, a veces mostrándonos esa carga del pasado individual que cada ser humano posee y, a veces, por el simple hecho de estar vivo. En resumidas cuentas, Fragmentarios tiene cuentos para corazones grandes, para llenarlos de aire fantástico, cuentos tomados de la realidad y la imaginación, cuentos que tienen la convicción de mostrarnos que hay un sitio todavía para saber de nosotros mismos, para encontrarnos con aquel fragmento que somos.

Walter L. Bedregal Paz


________________________
Fi Castillo
Nació en Asillo, (Puno, 1979). Estudió Literatura y Lingüística en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa. Ha publicado un Libro de Poesía: Sangre y fuego en síntesis de agonía (Enroque Ediciones, 2002). Ganó el Primer Premio en Cuento y una Mención Honrosa en Poesía en el Concurso Literario Jorge Cornejo Polar, 2005, Arequipa. También ha publicado cuentos en revistas Universitarias como Aberrante, Enroque y más versos, Palabras, y Mítica.

                    Fi Castillo

 

La "H" mágica del altiplano





La "H" mágica del altiplano
Glorioso Bolivariano 841 - Huancané
Prof. responsable: Andrés Condori Arpita
Género: Cuento
Serie: Lápices de viento Nº 02
Nº de la Colección: 02
Año de edición:
2012
Edición:
1ra. Edición
Fecha de publicación
Diciembre, 2012
Dimensiones:
15.5 X 21.5
Nº de páginas:
116
ISBN: 978-612-4177-01-9


Reunir en una misma entrega el trabajo narrativo y poético, es una invitación a ejercer de una manera viva, alegre y errante, ese derecho a la creación literaria, a usar el lenguaje nuestro, esa parte invisible del cuerpo que llevaron a cabo en un Taller de creación literaria en una ciudad casi alejada del mundo, en la sierra sur peruana, Huancané, con un grupo de alumnos del Tercer Grado de Educación Primaria del Glorioso Bolivariano Nº 841; no ha representado solo un gran desafío, para los que lograron su meta, sino también un extraordinario placer, para mi persona, más por encontrar desde la primera parte, desde el primer cuento una selección del ejercicio literario en los dos géneros escogidos para esta oportunidad, el cuento y la poesía hecha desde un acróstico, que como sabemos es un artificio literario, que desde esa “H” mágica que lleva en el título el libro espera extenderse en los momentos de creación, desencadenando su capacidad, a partir de las palabras que abrirán un abanico de sugerencias para el trabajo que pasaron por las anécdotas y relatos orales, que estoy seguro sirvieron como motivación para la escritura. 
         Pero además (como si no fuera suficiente) La “H” mágica del altiplano es un libro colectivo, que ofrece el subjetivo trabajo literario de veintisiete niños entre ocho y nueve años, que le dieron juego a las idas y vueltas entre las palabras y la imaginación junto a sus maestros de aula que fueron los nexos y los medios para lograr esta obra de arte con un final al que hay que ponerle un punto como agradecimiento por los lectores, niños y adultos que lo leerán y los comprometerá a leer y escribir cada día más.

Walter L. Bedregal Paz



_______________________________
La Institución Educativa Pública Nº 73 003. Tiene como lema Trabajo, disciplina y superación. Reconocida legalmente por RD. Nº 2507 de la fecha 96 – 07 – 18, afirmando  su fundación en el año de 1845, de fecha 12 de octubre. Teniendo una serie de denominaciones en su historia, como: Escuela Municipal de Huancané, Escuela Fiscal de Huancané, Escuela de Varones 841 de Huancané, Escuela de Educación Primaria Nº 73 003, hoy Institución Educativa Pública Nº 73 003 de Huancané.
Cabe destacar, que entre los años de 1950 a 1953, obtienen su primer mérito, con El sol radiante, distinción otorgada en Lima por el Ministerio del Interior de la República,  también entre los años 2009, 2010 y 2011, con el conjunto de Arte y danza Sikuris los Wila Huaynas, logran salir tricampeones Escolares de Sikuris, organizado por la UGEL Huancané. También en el concurso de danzas en las Playas de Chawqui, alcanzan salir tricampeones a orillas del imponente Lago Titicaca.


Profesor de Aula:
Andrés Condori Arpita


Alumnos del Taller de creación
literaria del 3er. Grado “B”

Añamuro Condori, Katiusca
Añamuro Tuano, Pamela Andrea
Belizario Ticona, Denys Oliver
Caira Chuquija, Jhelsy Fabiola
Caira Huanca, Bill Hildebrando
Callo  Vargas,   Rosmery  Mirian
Cosi Quispe, Maryhori Shamira
Díaz Bizarro, Anyelo Nikki
Gil Coaquira, Jhon Hebert
Gonza Vargas, Jhonatan
Hinojosa Hinojosa, Rosalía Magaly
Luque Sortija, Yeferson Marcelo
Mamani Huancapaza, Erick Ismael
Mamani Mamani, Edens Willians
Mamani Mamani, Liz Mónica
Mejia Mamani, Nicole Heilyn
Minaya Yapu, Royer Percy
Moarsena Ticona, Yamileth
Pampamallco Condori, Roger
Paucar Lipa, Jiuliza Guadalupe
Perea  Machaca, Edward Gonzalo
Quisocala Juarez, Luis Fernando
Quispe Mamani, Jorge Daniel
Rojas Ramírez, Emerson
Tipula Tipula, Roy Kevin
Tito   Huachalla, Jean Carlos
Yancachajlla Espinoza, Luis Fernando