De todo lo que el hombre ha escrito, yo sólo amo aquello que él ha escrito con su propia sangre. Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu.

Freidrich Nietzche

Efraín Miranda *


El mundo se torna vacío

como una gran casa habitada, en cuyo exterior

nuestra locura instalará el interior,

y los árboles humanos que se desarraigan

caen como vestimentas sin dueños...

Efraín Miranda



Escribe:Walter L.Bedregal Paz


Efraín Miranda Luján

(Condoraque,distrito de Rosapata, Provincia de Huancané, 1927)



Como poeta supo definir su personalidad de indio puro; quién sabe que secreto guardado tuvo ese aire, por el ambiente natural de la hacienda Condoraque del distrito de Rosapata de la la Provincia de Huancané, lugar que lo envolvió en su naturaleza al momento de nacer un 2 de marzo de 1927 Esa peculiar convicción y mimetización por el indio, ese interés humano vestido de cosmovisión andina, más que indigenista, lo han convertido en un poeta que destella fulgores enérgicos de una raza por más que fue dominada, oscurece la desigualdad persistente del entendimiento.

Es un poeta andino, que rompe esquemas al lenguaje del dominio español, conservando en sus vigorosas metáforas, en sus mensajes poderosos, en su ornamenta severa de hombre andino el sello humano del hombre del altiplano en pleno siglo XXI; Miranda nos ha legado su sabiduría andina en sus libros: Muerte Cercana (Lima - 1954) , Choza (Lima - 1978 ), Vida (Lima -1980) y Padre Sol (Puno - 1998).

“…reflejándonos un sentimiento terrígena que alcanza al poeta en sus cavilaciones de orden depurado y sintaxis sobresaliente que filtran un cauce de ritmos transparentes y ecos andinos”. (Bedoya Darwin, 1998, “Cifra poética” Nº 03).

Es necesario citar a Gamaliel Churata para presentar a Efraín Miranda: “… nosotros somos indios o admitamos que no somos de América. Se puede ser indio y tener ojos azules. La naturaleza étnica de la nacionalidad no está en el color de la piel, está en el movimiento del alma, casi en el impulso de la voluntad creadora”. O a José Carlos Mariátegui: “… la literatura indigenista no puede darnos una versión rigurosamente verista del indio. Tiene que idealizarlo y estilizarlo. Tampoco puede darnos su propia ánima. Es todavía una literatura de mestizos. Por eso se llama indigenista y no indígena. Una literatura indígena, si debe venir, vendrá a su tiempo. Cuando los propios indios estén en grado de producirla”. (Apaza Gabriel, 2002, Revista, Consejero del lobo Nº 04).



EE



¡No me grites de calle a plaza: cholo;

grítame de selva a cordillera,

de mar a sierra,

de Tahuantinsuyo a República: INDIO!

¡Lo soy!

¡A puntapiés, insultos y balas: lo soi!

¡Explotado, robado, asesinado: lo soi!

¡Con mi esqueleto, mi ecología y mi Historia: lo soi!

En iglesias, coliseos, municipalidades

me gritan: ¡indio!

Lo descendientes de galeotes, criminales, indultados

aventureros hispanos me gritan: ¡indio!

Todos los descendientes de Adán y Eva me grita: ¡indio!

¡Soi indio!

Tengo el color mismo de mi Madretierra,

raíces en mi misma Madretierra,

nací en mí y de mi Madretierra,

nací de y en sus elementos energéticos,

de su cinética activa y germinal,

soi indio: una de las variadas formas de su creación.

¡soi indio!

Y, para los genealogistas, regalo en mi choza

lustrosos pergaminos de animales pur sang,

con el árbol verde virgen, a partir de un tronco nobiliario,

o, si lo desean, desde un origen cavernario

o, si lo estiman, desde una cuna extraterrestre

o, si lo creen, desde una concepción antinatural.



______________________________

(*) Parte de este texto está inmerso en el libro Aquí no falta nadie, antología de poesía puneña de Walter L. Bedregal Paz. Grupo Editorial "Hijos de la lluvia" & LagOculto Editores. 2008.


Penulis : Walter L. Bedregal Paz ~ Sebuah blog yang menyediakan berbagai macam informasi

Artikel Efraín Miranda * ini dipublish oleh Walter L. Bedregal Paz pada hari domingo, 3 de agosto de 2008. Semoga artikel ini dapat bermanfaat.Terimakasih atas kunjungan Anda silahkan tinggalkan komentar.sudah ada 0 komentar: di postingan Efraín Miranda *
 

0 comentarios: