De todo lo que el hombre ha escrito, yo sólo amo aquello que él ha escrito con su propia sangre. Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu.

Freidrich Nietzche

CALCETA


Zaida Múñoz Vásquez

Don Vicente Benavente Calla, eximio vate juliaqueño cuyo lirismo no lo autosatisface, por lo que traspasa barreras de rítmica y semántica con un simbolismo innato y muy natural; reiterándolo en esta creación, motivo de este comentario; en la que con connotaciones muy sugestivas insinúa no solo un trajín sujeto a la más real de las situaciones, sino que también con aparente delicadeza extrae la existencia de una beldad en la fuente de su inspiración.

La irregularidad de sus versos, junto a la asonancia de los mismos ubica al autor en el contexto histórico del crepuscular fin de este siglo se va percibiendo, captándose la desesperada carrera de la humanidad por llegar al siglo XXI y despejar las incógnitas de avance o destrucción; a pesar de enfocar una personalidad que es el pilar fundamental en la historia de este nuestro terruño, Juliaca.

En esta simbólica composición la primera estrella del día saluda las manos, ¿Qué? ¿Acaso el día tiene muchas estrellas? y ¿Porqué no saluda al rostro o a la cabeza?, es a las manos, pues para don Vicente Benavente, esas manos son el símbolo del trabajo y la prosperidad de la ciudad de los vientos, y en las manos de la CALCETERA están fundadas la grandeza y el progreso de esta tierra, no así en su fisonomía, ni en su rostro ni en la armonía de su figura; sino en LAS MANOS.

La golondrina y las pampas; el viento y la juliaqueña CALCETERA, dualidades naturalmente coexistentes, hallan en la poesía de Benavente un lirismo impactante, que insistentemente complementa con la idea del constante trabajo: fuente de progreso, testimonio de dignidad y decoro, estas últimas ideas son captadas en las unidades:

«Donde la primera estrella del día…”

“En la herencia del alba…”

Risueña calcetera,

tierna golondrina de la pampa,

donde la primera estrella del día

te saluda las manos.

La integridad de este laboriosos ser, conmueve las entrañas, susceptibilidades, pensamientos e instintos del poeta quien lo toma en su mundo individual con sentimientos y debilidades; en su mundo social, con fiestas y romances; en su mundo laboral: con ruranas, lana, hebras, guantes, chalinas, chompas, y demás productos acabados, para luego ser cargados y llevados a la estación de trenes, donde deberán ser acogidos por los turistas y de esa manera convertirse en embajadoras de la cultura juliaqueña.

Los trenes han llegado y han partido

como vienen y se van los pasajeros,

Callada mi calcetera de regreso

también en sus afanes contempla,

nuevas chompas y calceta

que hace la comadre de la estancia.


Penulis : Walter L. Bedregal Paz ~ Sebuah blog yang menyediakan berbagai macam informasi

Artikel CALCETA ini dipublish oleh Walter L. Bedregal Paz pada hari viernes, 25 de enero de 2008. Semoga artikel ini dapat bermanfaat.Terimakasih atas kunjungan Anda silahkan tinggalkan komentar.sudah ada 0 komentar: di postingan CALCETA
 

0 comentarios: